Federación Espirita Uruguaya

Pondrás a la cabecera del libro la cepa de vid que te hemos dibujado; porque es emblema del trabajo del creador, encontrándose reunidos en ella todos los principios materiales que mejor pueden representar el cuerpo y el espíritu; la cepa es el cuerpo, el licor el espíritu; y el álma, o espíritu unido a la materia, es el grano. El hombre purifica el espíritu por medio del trabajo, y ya sabes que sólo con el trabajo del cuerpo adquiere conocimientos el espíritu..

¿De que se trata el espiritismo?

El Espiritismo es el conjunto de principios (de elevada jerarquía moral) y leyes (de origen divino) revelados por los Espíritus superiores, contenidos en las obras de Allan Kardec, que constituyen la codificación Espírita:

¿Qué nos transmite?

Conceptos nuevos y más profundos con respecto a Dios, el universo, el hombre, los Espíritus y las leyes que rigen la vida.

Nos dice además qué somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos, cuál es el objetivo de nuestra existencia y cuál la razón del dolor y el sufrimiento.

Su importancia

Al transmitirnos pautas nuevas acerca del hombre y todo lo que lo rodea, el Espiritismo abarca todas las áreas del conocimiento, de las actividades y del comportamiento humanos, y abre de ese modo una nueva era para la regeneración de la humanidad otorgándole sentido existencial a la vida.

Puede y debe ser estudiado, analizado y practicado en todos los aspectos fundamentales de la vida, tales como: científico (sus fenómenos son repetibles y comprobables) , filosófico, religioso, ético, moral, educacional, social.

Sus Principios Supremos

– Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas. Es eterno, inmutable, inmaterial, único, omnipotente, soberanamente justo y bueno.

– El Universo ha sido creado por Dios. Abarca todos los seres racionales e irracionales, animados e inanimados, materiales e inmateriales.

– Mas allá del mundo corporal, morada de los Espíritus encarnados, que son los hombres, existe el mundo espiritual, morada de los Espírtus no encarnados los que en diversos momentos de su trayectoria evolutiva indefectiblemente deberán encarnar para completar su aprendizaje obligatorio y necesario, a través de la principal y fundamental herramienta: la Reencarnación.